En la mayoría de las clínicas ginecológicas de La Rioja podrás contar con las mejores revisiones citológicas vaginales, también llamadas 'pruebas de Papanicolaou'. La citología vaginal es una sencilla prueba que todas las mujeres deberían realizar anualmente ya que es el sistema más eficaz para prevenir la presencia de células de cáncer en el cuello del útero.

La citología suele formar parte de las revisiones ginecológicas rutinarias que una mujer tiene que realizar una vez al año. Por ello, como clínicas ginecológicas de La Rioja, advertimos que si se da el caso de que en una revisión ordinaria no se incluye la realización de esta prueba, es importante que busquemos y pongamos interés en que nos la hagan.

La citología vaginal es necesaria porque es la única prueba que existe actualmente que nos permite detectar a tiempo la posibilidad de padecer un cáncer de cérvix o cáncer de cuello de útero. En el 95% de los casos de detección precoz de cáncer de cérvix, fue gracias a la práctica de esta prueba. Por ello es totalmente imprescindible que las mujeres mayores de 18 años la realicen periódicamente una vez al año.

Además, la citología vaginal es una prueba no dolorosa, no invasiva, sencilla y rápida. Consiste en la extracción de unas células del cuello del útero mediante una torunda de algodón, que serán posteriormente analizadas para descartar cualquier anomalía en dichas células. El paciente no requiere ninguna preparación ni tiene que seguir ningún tipo de indicaciones posteriormente. Es recomendable que en las 48 horas previas se eviten las relaciones sexuales, los lavados vaginales y el uso de espemicidas con el fin de evitar que los resultados de la citología puedan verse alterados.

En Clínica Ansoáin realizamos las pruebas ginecológicas habituales como citologías, mamografías, ecografías…  mediante las técnicas y el instrumental más moderno para obtener siempre los resultados más precisos. Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Te esperamos!