Como una de las más completas clínicas ginecológicas en La Rioja, nos parece importante aprovechar este post para abordar el diagnóstico prenatal, cuyo objeto es detectar la presencia de posibles defectos congénitos en el feto o vigilar los factores de riesgo en la embarazada.

El diagnóstico precoz de los defectos congénitos en el feto nos obliga a implementar mayores medidas de vigilancia para que disminuyan los riesgos innecesarios tanto para la embarazada como para el futuro bebé.

Como una de las clínicas ginecológicas en La Rioja de referencia en nuestra comunidad, queremos explicarte que hay una serie de factores que pueden aumentar las probabilidades de parir un bebé con defectos congéni­tos o trastornos del crecimiento intrauterino. Estos aspectos nos exigen la realización de otros exámenes a las embarazadas, además de los de tipo rutinario.

Una gestante de alto riesgo es aquella que reúne uno o más de estos factores:  haber tenido previamente un niño con anomalías cromosómicas, sufrir una enfermedad que tenga que ver con el cromosoma X, haber tenido alguna infección en el embarazado, tener afecciones médicas crónicas como la diabetes o trastornos endocrinos, etc.

Otros factores de riesgo están vinculados a las anomalías cromosómicas de la madre o del padre, tener parientes con alguna malformación, anomalías cromosómicas o trastornos metabólicos congéni­tos, haberse expuesto a radiaciones o sustancias tóxicas, haber ingerido medicamentos contraindicados durante la gestación…

Desde nuestra clínica Cannaregio, también queremos contarte que hay otros factores de riesgo como la edad avanzada, la gestación de gemelos y la gestación por reproducción asistida.