Entre las clínicas ginecológicas en La Rioja, en la nuestra realizamos numerosas pruebas. Tanto las mujeres jóvenes, especialmente cuando hay relaciones sexuales frecuentes, como las mujeres más mayores, deben someterse a una revisión habitual para prevenir la aparición de diferentes enfermedades. Es la mejor forma de enfrentarse a ellas en el caso de que aparezcan.

Una de esas pruebas es la citología, de la que te vamos a hablar en esta nueva entrada del blog para explicarte cuándo se recomienda hacerla. Como ya sabes, esta prueba, conocida como Test de Papanicolau, se utiliza para diagnosticar de forma precoz algunas patologías, como el cáncer del cuello de útero.

Lo más habitual es que se haga a los tres años del inicio de las relaciones sexuales. Normalmente, suele ser a partir de los entre 21 y 25 años, en función del país. Además, hay que repetirla, como mínimo, cada 3 años. No obstante, si los resultados no son completamente normales, o cuando hay factores de riesgo que faciliten la aparición de tumores, también se puede recomendar hacerla cada menos tiempo.

Si han pasado cinco años desde la última citología se puede recomendar hacerla de forma anual por dos años, antes de volver a la rutina de los tres años.

Antes de los 21 años no se recomiendan las citologías, ya que el cáncer suele ser muy raro. A esto hay que añadir que en las mujeres jóvenes se pueden dar alteraciones en la citología, que posteriormente desaparecen de forma espontánea.

Si tienes que hacerte una citología tan solo llama a nuestra clínica para pedir una cita cuanto antes. En Cannaregio nos encargaremos de atenderte en el menor tiempo posible.

Confía en los profesionales de una de las clínicas ginecológicas en La Rioja con más experiencia.