Como una de las clínicas ginecológicas de La Rioja hemos visto en entradas anteriores del blog algunas cuestiones básicas sobre la interrupción voluntaria del embarazo. En este nuevo post queremos seguir ahondando en el tema y centrarnos en los límites legales que existen en España para someterse a este procedimiento.


Hoy día, la legislación contempla un sistema de plazos y no de supuestos. En nuestro país, cualquier mujer puede interrumpir su gestación en las primeras catorce semanas. También en la semana 22 si así lo dictamina un médico que considere que existe un  "grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada" o riesgo de "graves anomalías en el feto". En Cannaregio practicamos tres tipos de intervención: aborto farmacológico, aborto con anestesia local y aborto con sedación. El primero sólo se puede realizar hasta la semana 7 de gestación y no precisa quirófano. El aborto con anestesia local está pensando para gestaciones más avanzadas y no requiere ingreso. En cambio, el aborto con sedación se practica ya a mujeres que estén embarazadas de más semana pero siempre dentro de la tercera falta de la menstruación que establece la ley española.


En todo caso, son técnicas muy seguras y sencillas practicadas siempre por el personal especialista de nuestro centro, una de las clínicas ginecológicas de La Rioja. Recuerda que la ley no establece un límite para abortar en el caso de que se detecten en el feto anomalías incompatibles con la vida o una enfermedad extremadamente grave e incurable. De todos modos, es algo que siempre tendrá que certificar un comité clínico compuesto por al menos dos especialistas.