Tener hijos es una de las cosas más importantes en la vida de cualquier persona. Pero eso tiene un coste, no solo económico, sino principalmente emocional. Son muchas las personas que deciden, de forma totalmente voluntaria, no tener descendencia o no tener más de uno o dos hijos. Por ello, algunas personas deciden someterse a una vasectomía. Sin embargo, también hay quienes se arrepienten de esa decisión. Por suerte, hoy en día es posible la reversión. Y la nuestra es una de las clínicas ginecológicas de La Rioja en la que realizamos ese tipo de intervención.

Mediante esta técnica se puede conseguir que los espermas lleguen al semen de los testículos. Para ello se emplea en la mayor parte de los casos la vasovasostomía. En este procedimiento se unen los conductos deferentes para permitir el paso de los espermatozoides y se mezclen con el semen, permitiendo que el varón pueda volver a dejar embarazada a la mujer durante las relaciones sexuales.

No obstante, también es posible optar por otra alternativa, la epididimostomía. Se lleva a cabo cuando no se puede realizar el método anterior. En este caso se conecta uno de los conductos deferentes al epidídimo para poder restaurar el flujo de espermatozoides. Es un procedimiento más complejo.

Si quieres volver a tener hijos y te has hecho la vasectomía puedes acercarte a nuestra clínica. En Cannaregio estudiaremos tu caso para comprobar las posibilidades de llevar a cabo una intervención de reversión de este tipo.

De las clínicas ginecológicas de La Rioja en las que se llevan a cabo estas intervenciones, la nuestra es una de las que más experiencia tiene.