Puedes consultar cuál es la mejor de las clínicas ginecológicas en La Rioja que tienes a tu alcance aunque pienses que no estás mal, ya que es necesario que acudas a tu cita ginecológica todos los años a partir de cierta edad para comprobar que todo está correctamente.

Hay ciertas condiciones de salud de las que puedes no darte cuenta a menos que hagas pruebas, ya que no manifiestan síntomas, o haciéndolo no te das cuenta o cuando sucede es demasiado tarde, incluso para comprobar que todo está bien y hacer tu seguimiento rutinario para evitar que ciertas condiciones puedan derivar en algo malo como cáncer, aunque podría no pasar nada también.

Si te haces una revisión ginecológica con ecografía en alguna de las clínicas ginecológicas en la Rioja podrás ver que estás bien, comprobar si tienes algún quiste, mioma, VPS, enfermedad de transmisión sexual, bulto o lo que sea. Recuerda también comprobar que tienes bien el pecho.

¿Y si todo está bien? Si no tienes nada, ya no tendrás que volver hasta el año que viene para volver a hacer una revisión rutinaria, mientras que si tienes algo podrán mirar qué solución darle. En ocasiones, solo es hacer un seguimiento más frecuente para ver que remite solo o hacer algún tratamiento.

Son muchas las mujeres que piensan que si no saben que tienen el problema es como si no existiera, pero eso no es nada bueno, ya que problemas que podrían tener una mejor solución siendo detectados con tiempo son más difíciles si pasa el tiempo. Hay que ser conscientes de la importancia de nuestra salud.

Si queremos estar bien, es importante hacer revisiones ginecológicas frecuentes en Clínica Ansoáin, aunque sea solo una vez al año o cada dos años si las cosas están bien. Y por supuesto, si sospechamos que puede pasarnos algo debemos acudir inmediatamente mostrando todas nuestras inquietudes.