La interrupción voluntaria del embarazo en La Rioja es un derecho que ha costado muchos años conseguir a las mujeres. Antes de 2010, el aborto solo era legal en una serie de supuestos como el peligro de la vida para la madre, violación o malformaciones. Desde esa fecha, la mujer es libre para decidir si quiere o no ser madre durante las primeras 14 semanas. Este periodo aumentará hasta las 22 si hay graves riesgos para la vida del feto o la madre.

Es importante tener en cuenta que ninguna tercera persona tiene derecho a participar en la decisión de llevar a cabo o no una interrupción voluntaria del embarazo en La Rioja. Según la legislación es la madre la que tras informarse, tendrá que decidir qué es lo que quiere hacer. Ni el padre del niño ni los familiares podrán obligar a la mujer a tomar una decisión contraria a su deseo.

Si la mujer prefiere seguir su carrera profesional, cree que no está capacitada o, simplemente que no es el momento para ser madre, sus razones deberán ser asumidas por todos. Ella es la que tiene la capacidad de decidir al respecto ya que también será ella la que tendrá que cuidarlo si decide tenerlo.

En Cannaregio somos una clínica experta en la interrupción voluntaria del embarazo. Te damos toda la información que necesitas para que tomes tu decisión bien informada. Recuerda que las razones que tengas solo te corresponden a ti, que eres la que debes decidir si quieres o no llevar a término el embarazo.